Share
AC/DC dió inicio a los premios Grammy 2015 en el Staples Center de Los Ángeles, California. La
banda encendió el escenario con “
Rock or Bust” y el clásico “Highway to Hell”. Sam Smith
recibió el primer galardón a Mejor Artista Nuevo de manos de
Taylor Swift. El cantante británico
obtuvo un total de cuatro estatuillas.
Ariana Grande interpretó “Just A Little Bit Of Your Heart",
canción que escribió el integrante de
One Direction, Harry Styles. Después de seis años, Kanye
West regresó al escenario del Grammy para interpretar “Only One”, canción coescrita por Paul
Mccartney. La Reina del Pop,
Madonna, presentó su nuevo sencillo “Living For Love”, en el que
estuvo rodeada de sus bailarines, quienes utilizaron máscaras y atuendos taurinos.
Beyoncé
recibió su primer reconocimiento por la Mejor Interpretación de R&B por “Drunk In Love”. La
noche se tornó romántica con “
Thinking Out Loud” del intérprete Ed Sheeran, quien se presentó
en el escenario acompañado de su guitarra eléctrica y dió paso a ELO (Electric Light Orchestra)
con el tema “Evil Woman”. La agrupación liderada por Jeff Lynne, se unió luego a Ed Sheeran
en el tema “Mr. Blue Sky”.
Maroon 5 y Gwen Stefani interpretaron juntos “‘My Heart Is Open” e
hicieron de su presentación un momento especial de la velada. Pharrell Williams hizo que los
asistentes se levantaran con su tema "
Happy", en el que tuvo una participación especial del
pianista chino Lang Lang. La ceremonia hizo una pausa para crear conciencia acerca de la
violencia entre las parejas, en el segmento participó la cantante
Katy Perry en el que interpretó
el tema "By The Grace of God”, luciendo un discreto vestido blanco. Una de las actuaciones más
aplaudidas fue la de Tony Bennett con
Lady Gaga, con el tema que bautizó su nuevo álbum
"Cheek to Cheek". Rihanna, Paul McCartney y Kanye West presentaron el tema
FourFiveSeconds”. El ex Beatle estuvo acompañado de su guitarra. La presencia
latinoamericana le correspondió al cantautor colombiano
Juanes con el tema “Juntos”. Su
interpretación dió paso al premio Mejor Álbum del Año que conquistó Beck y su disco
MorningPhase, una de las grandes sorpresas de la jornada.