Nace una estrella, la conmovedora película protagonizada por Lady Gaga

Si aún no has visto Nace una estrella, la conmovedora película protagonizada por Lady Gaga y Bradley Cooper, esta es la señal que estabas esperando para regalarte una tarde en el sofá con tu bocadillo favorito, pero antes, disfruta de esta reseña.

¿De qué se trata la película “Nace una estrella”?

Jackson Maine (Bradley Cooper) es un famoso cantante de country rock que ha desarrollado una adicción por el alcohol y las drogas, mientras que su único pariente vivo es un medio hermano mayor llamado Bobby que trabaja como su mánager.

Después de dar un concierto, Jack decide visitar un bar drag donde aprecia la interpretación de un espectáculo tributo a Édith Piaf por parte de una joven cantante conocida como Ally (Lady Gaga).

Los protagonistas se conocen en ese lugar y luego deciden visitar otro bar para conversar de manera más íntima. Estando allí, Ally confiesa que ha intentado realizar una carrera como cantante, pero la han rechazado en varias ocasiones debido a su apariencia.

Más adelante en la película, Jack también decide contarle algunas intimidades a Ally, entre las cuales destaca que su madre murió en el parto y su padre era un adicto, igual que él.

Jack invitó a Ally a su siguiente concierto y ella asistió sin saber que en pleno espectáculo la invitaría a subirse al escenario junto a él para interpretar juntos una canción improvisada. El acontecimiento se volvió viral en internet, por lo que Jack decidió pedirle a Ally que se uniera a la gira de la banda.

En el desarrollo de los acontecimientos inician una relación y deciden visitar la vieja granja donde creció Jack, entonces descubren que fue convertida en un parque eólico, lo cual motivó el despido de su mánager porque en el lugar yacían los restos de su padre.

La gira continúa y la pareja graba algunos temas juntos, hasta que una noche Jack invitó a Ally a cantar en solitario. Justo en ese concierto se encontraba un reconocido productor musical, quien ofreció a Ally un contrato discográfico.

Al principio Jack se molestó y sintió celos por la oferta, pero finalmente decidió apoyar a Ally y ayudarle a grabar su primer tema.

Sin embargo, el productor considera que la imagen de ella no es muy llamativa, por lo que decide transformarla en algo más “pop”, teñir su cabello, obligarla a aprender coreografías y cantar sobre temas más irreverentes.

La adicción de Jack por el alcohol impidió que asistiera al debut de Ally, pero para demostrarle su amor este le propuso matrimonio y se casaron esa misma tarde.

La cantante consiguió tres nominaciones a los premios Grammy, mientras que él no puede superar el vicio que tiene con la bebida. De hecho, durante la entrega de los premios se presentó ebrio e interrumpió justo cuando Ally estaba siendo homenajeada en público.

A raíz de este acontecimiento, Jack es ingresado en un centro de rehabilitación y meses después es visitado por Ally, quien lo encuentra bastante mejor y acepta su disculpa por lo ocurrido en las premiaciones.

Ally solicitó a su productor la integración de Jack a la gira, pero este se negó, por lo que la misma fue cancelada.

El productor no tomó nada bien esta decisión, así que confrontó a Jack para decirle que estaba siendo un obstáculo en la carrera de Ally y asegurarle que volvería a caer en sus adicciones.

Este acontecimiento tuvo un gran impacto en Jack, quien cayó en depresión y decidió ahorcarse mientras Ally daba un concierto. Devastada por la muerte de su amado, ella le rinde tributo con una interpretación conmovedora en su funeral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *